martes, 28 de marzo de 2017

LA OPOSICIÓN VENEZOLANA, LA OEA Y VENEZUELA

Por estos días se discute en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), la aplicación de la carta democrática interamericana a Venezuela, lease bien por favor "Venezuela", hago este énfasis para aclarar que su aplicación no va solo hacia el gobierno venezolano como algunos piensan, va a todo el país.

Su aplicación entre otros aspectos podría traer como consecuencias:

- Suspensión o salida de Venezuela del organismo internacional.

- Ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales con los estados miembros en la región.

- Congelamiento de cualquier transacción internacional que tenga que ver con convenios a nivel de estado.

- Tramites aduanales, migratorios, legales y de cualquier índole.

- Tramites bancarios sujetos a convenios de estado y otros tramites que tengan que ver con convenios oficiales.

Llegado a este punto podemos imaginarnos una pareja en pleno divorcio, cada uno desarrolla odio y frustración hacia el otro, llegado el momento de repartir los bienes comunes, los esposos, cada uno por su parte desea que el otro quede sin nada, esto sin importar sus hijos y otros familiares o seres queridos que se vean afectados por la ruptura marital.

En Venezuela sectores de la oposición, venezolanos en el exterior y otros grupos desafectos al gobierno actual, han desarrollado el síndrome de la pareja divorciada, todos a coro y en una especie de histeria colectiva, piden a gritos la aplicación de la carta democrática interamericana, sin medir consecuencias y mucho mas triste, sin medir que su aplicación los lleve a alcanzar su meta.

En mi opinión muy personal, pienso que una vez más la oposición venezolana y sus afectos llevan al país hacia la catástrofe, el aislamiento y aumento de los problemas ya existentes, todo esto sin que ninguna medida por parte de la OEA los lleve a conseguir sus fines y saciar su sed ciega de poder.

Para los demás estados de la región el asunto es también peligroso, desestabilización económica en la región, problemas energéticos, migraciones, etc.

Esta por tomarse la decisión en el seno de la OEA, el alcance y sus consecuencias negativas estará por verse, el resultado nunca será el esperado, ningún organismo internacional a cambiado un gobierno, los únicos afectados seremos los venezolanos.