miércoles, 14 de diciembre de 2016

LA TRAGEDIA DE ALEPPO (SIRIA)


Aleppo es un triste ejemplo de los efectos que producen la intolerancia, la diferencia de opiniones y sobretodo, la poca capacidad del ser humano de resolver sus diferencias en paz. Esta situación, la cual se repite en otros países, debería hacernos reflexionar, más allá de la política de estado, de sus intereses, de lo que ellos creen que en algún momento representan, están millones de vidas humanas que se ven afectadas por las situaciones que se generan.

La historia de la humanidad está plagada de guerras, siempre, un grupo que actúa en "representación" de otros se cree con el derecho divino de enviarlos a su muerte, un país por más próspero que sea, se puede destruir por completo en unos años.

Pienso que la verdadera evolución de la especie humana, será cuando comprenda que TODOS debemos vivir en el mismo planeta, la misma tierra y debemos tratar de hacer nuestro corto tránsito por esta vida, en paz, en armonía y alimentando nuestro espíritu.

Manuel Barrero Posted via Blogaway