¿Que me hace victima potencial para un atraco o robo?

¿SOY VICTIMA POTENCIAL PARA UN ROBO?


Desafortunadamente existimos en un mundo donde existen los llamados pecados capitales, uno de ellos es la AVARICIA o CODICIA, la cual tiene como características una sed descontrolada de riquezas y vienes materiales, la cual unida a la ENVIDIA, pueden generar en un individuo la tentación de apropiarse de los bienes ajenos. Esta desviación de la conducta que conlleva a infringir una de las normas básicas de la convivencia en sociedad y sus leyes, ha existido desde tiempos inmemorables y probablemente mientras exista el ser humano, continuara existiendo para infortunio de quienes alguna vez hemos sido objeto de un hurto o robo.

Existen algunos detalles que pudieran hacernos mas atractivos a los "amigos de lo ajeno", aquí enunciare algunos que por mi experiencia, son en la mayoría de los casos, el detonante ante estas situaciones:


  • LA DESIGUALDAD: Lo ideal es que de acuerdo a nuestro esfuerzo y trabajo, pudiéramos adquirir bienes y disfrutarlos en cualquier espacio geográfico y circunstancia, sin embargo, la realidad es que existen espacios donde hay problemas sociales, hay un lema que dice "donde anduvieres, hacer lo que vieres", no es correcto exhibir joyas, relojes caros, u otras prendas de difícil adquisición en espacios donde se conocen estadísticas delictivas altas. La mayoría de las victimas ocasionales incurrieron en este error, ante lo cual se recomienda estar pendientes de nuestra indumentaria y accesorios al momento de transitar por zonas con altos niveles de violencia social.
  • EL DESCUIDO: Si inevitablemente tenemos que transitar en zonas con problemas sociales y de seguridad ciudadana, es importante no bajar la guardia, estar alertas de la gente a nuestro alrededor, no permanecer en sitios de poca afluencia o transito de personas, evitar la oscuridad, aparcar nuestro vehículo cerca de una zona con afluencia de personas o transito, estar alertas al momento de subir o bajar del vehículo, estar pendientes de quienes nos observan o siguen. Difícilmente un ratero oportunista, se arriesga a abordar una victima en publico o cuando observa un estado de alerta en esa persona, siempre esperan una victima descuidada.
  • EL TELEFONO MOVIL O CELULAR: La tentación de revisar nuestros mensajes, redes sociales o hasta ver los juegos en nuestro móvil, hace que caminando o detenidos en alguna esquina, enfoquemos nuestra atención en el teléfono y nos olvidemos de nuestro entorno, dándole grandes oportunidades a los dueños de lo ajeno de abordarnos. Tratemos de tener como costumbre no revisar el teléfono mientras caminamos o manejamos, ademas de evitarnos malos ratos esto también nos evitara accidentes.
  • LAS REDES SOCIALES: Con la modernidad, uso de Internet y sus redes sociales es común ver fotos de viajes, casas, carros y demás bienes de fortuna, estas redes sociales permiten configurar la privacidad, sin embargo son privadas hasta que uno de nuestros contactos las comparte. Se debe evitar colocar en ellas información que muestre nuestros bienes materiales y demás objetos de fortuna.
  • LAS AMISTADES: Nuestras amistades inocentemente comentan sobre nosotros, sobre nuestro trabajo, nuestros bienes o nuestros progresos económicos, a veces en publico o lugares de gran afluencia como cafetines, restaurantes o supermercados, sin saber quienes están cerca escuchando. Evitemos compartir esta información en lo posible para evitar que se divulgue y termine en conocimiento de personas inapropiadas.

Con estas simples recomendaciones espero ayudar en algo a reducir las posibilidades de que ud. sea victima de un robo, es importante tomar en cuenta que no existe una formula mágica para esto, pero, tomando algunas medidas podemos reducir considerablemente las probabilidades.

Entradas populares de este blog

¿DIOS EXISTE?

EL MEJOR TABACO DEL MUNDO: CRISPIN PATIÑO DE LA FÁBRICA BERMUDEZ, HECHO EN VENEZUELA

SEGURIDAD: PROFESION O NEGOCIO?