CORREOS ELECTRÓNICOS

UN BUZÓN DE CORREO SEGURO
Seguramente para quien me lee, una de sus tantas inquietudes en materia de seguridad, es el tema de su buzón de correo web, sea de la empresa que sea, puesto que con esto del tema de WikiLeaks, todos nos sentimos como víctimas potenciales en un momento dado de los piratas de la informática, temiendo exponer a terceros, información personal de nuestra correspondencia personal, comercial u oficial si laboramos en algún organismo publico.
Lo primero que debemos tener en cuenta es que un correo web, se aloja en el servidor de la empresa que lo administra, allí, nuestro buzón de correo (dirección), representa una carpeta de archivos con todos sus detalles, correos de salida, entrada, borradores y papelera. Por todo esto, el contenido de “nuestro buzón” de correo, esta al alcance de los administradores de dicho servidor, quedando a su discrecional o las reglas que ellos tienen establecidas, su administración y uso. Muchas empresas o grandes transnacionales, pagan ingentes sumas de dinero por conocer las direcciones de correo que allí se administran y poder hacer llegar publicidad de sus productos, también organismos de inteligencia o grandes agencias de información pagan grandes sumas por conocer determinados contenidos, existiendo incluso, países que ya le imponen a las empresas de correo web, cláusulas para informar sobre actividades ilegales, tales como el terrorismo.
Luego viene el esfuerzo de “terceros”, menos poderosos que los anteriores, que buscan piratas informáticos o los conocidos “hackers” para violentar la seguridad del buzón con artilugios informáticos y poder tener acceso a la información allí contenida de determinadas personas, lo cual para ellos representa una actividad económica, la información se paga.

Al momento de decidir por el uso de un correo web, lo primero que se debe tener en cuenta es que lo allí contenido, no tendrá JAMÁS el 100% de resguardo en su confidencialidad. Solo se recomienda usar servidores de la empresa e institución en caso de manejar información laboral y dejar que la información “sensible” se maneje exclusivamente en físico.
Si hemos decidido usar un correo web para nuestra correspondencia personal, entonces tengamos en cuenta los siguientes tópicos para mejorar su seguridad:

  • Al momento de abrirlo, no coloquemos en la planilla de registro datos personales que sirvan a terceros para determinar nuestra ubicación, casa, trabajo u otros datos que nos puedan comprometer.
  • No coloquemos una contraseña fácil de adivinar, tales como nuestra fecha de nacimiento, número de pasaporte, documento de identidad, etc.
  • La contraseña debe ser alfa-numérica, debe contener letras y números, debe ser fácil de recordar por nosotros y no debe dejarse escrita donde otros la puedan ver.
  • La contraseña debe cambiarse con cierta regularidad, es recomendable cambiarla una vez al mes, máximo una vez cada dos meses.
  • La mayoría de los correos web, tienen un filtro para el “correo spam”, debe ser activado para evitar abrir correos de desconocidos.
  • No abra correos de personas que usted no conoce o de empresas y páginas web a las cuales usted no se encuentra afiliado.
  • Evite compartir información personal en las redes sociales que pueda servir para acceder a su buzón de correo.
  • Por último, tenga en cuenta que nada en la red es seguro, asi que evite compartir información importante por ese medio.

Entradas populares de este blog

¿DIOS EXISTE?

EL MEJOR TABACO DEL MUNDO: CRISPIN PATIÑO DE LA FÁBRICA BERMUDEZ, HECHO EN VENEZUELA

SEGURIDAD: PROFESION O NEGOCIO?